Lo que está en juego con el cambio climático

Por: Nicolás Albeiro Echeverry Alvarán

Estaremos presenciando del 1 al 12 de noviembre, en Glasgow, Escocia, La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático de 2021, que convertirá el tema de medio ambiente en una prioridad para el mundo.

La 26ª conferencia (COP26), reúne a 195 países que en 1994 firmaron dicha convención y es organizada por el Reino Unido en colaboración con Italia.

Lo que está en juego

Teniendo en cuenta lo que está en juego en el mundo, esta cumbre podría catalogarse como uno de los encuentros más importantes del planeta, pues se aborda como tema central, que los gobiernos del mundo impidan que el cambio climático produzca efectos catastróficos.

Es claro que la humanidad enfrenta una encrucijada y es un hecho que el cambio climático se está intensificando, afectando todas las regiones del planeta, hechos basados en el informe de agosto del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU, IPCC.

Todos hemos sido testigos de hechos climáticos sin precedentes, oleadas de calor, inundaciones, huracanes, incendios forestales y lo más importante, los cientos de víctimas que han dejado estos efectos. No es exagerado afirmar que nuestro presente y nuestro futuro, están en riesgo. La crisis del cambio climático está presente y desgraciadamente, afectará en mayor medida a las regiones más vulnerables.

Decisión mundial

La decisión mundial que se está discutiendo en la cumbre es cómo hacer para impedir que el calentamiento del planeta sobrepase un aumento de 1,5 °C (grados centígrados) respecto al siglo XIX. Esto no se logra, si no se hacen  recortes drásticos y urgentes en las emisiones de CO2 o dióxido de carbono, el principal gas de invernadero liberado por la quema de combustibles fósiles.

Lea también
Hermetismo en el Medellín

Según el informe de agosto del IPCC, la temperatura del planeta aumentó 1,1 grados en promedio, de esta forma, los impactos dañinos serán cada vez más abundantes a medida que el calentamiento supere los 1,5 °C». El calor extremo, las inundaciones y las precipitaciones, serán pan de cada día en el mundo.

Como lo asegura Oppenheimer, uno de los autores del Informe: «Calentamiento de 1,5 grados», que las emisiones de CO2 deben disminuir en un 45% para el año 2030, si se quiere cumplir la meta de 1,5 °C  y que 2050 las emisiones deben alcanzar el cero neto (es decir, el CO2 emitido debe compensarse por mecanismos que absorban el gas, como la plantación de árboles, o tecnologías que capturen el gas y lo almacenen en forma subterránea).

Grave situación

Es tan grave la situación, que si la temperatura aumenta a un 2 °C, desaparecerían prácticamente, ecosistemas tan importantes como los arrecifes de coral.

Pero el mundo no aprende y las cifras demuestran que en vez de disminuir, las emisiones de gases invernadero, aumentan, según la ONU, para fin de esta década se presentará una aumento del 16% respecto al 2010. Además, la producción de gas, carbón y petróleo están excediendo el nivel global a más del doble, alejando la posibilidad de no superar el 1,5 °C.

De esta manera, y como está administrado el mundo en el tema de cambio climático, sin fortalecer los cambios drásticos en las emisiones de CO2, nos dirigimos a un panorama catastrófico. Por esta razón, el compromiso de las naciones del mundo debe apuntar a nuevas y ambiciosas metas de reducción de emisiones.

Lea también
Alcaldías y Tecnología

Contexto

En el 2009 los países desarrollados se comprometieron  a aportar US$100 mil millones cada año a partir de 2020, con el objetivo de ayudar a otras naciones que no cuentan con recursos para lograr la transición a economías de bajo carbono y así, adaptarse al cambio climático. Este compromiso fue extendido hasta el 2025.

Si tenemos en cuenta que para América Latina es imperante el cumplimiento de esta promesa, pues es una región altamente vulnerable a los efectos del cambio climático,  en el informe mencionado anteriormente, el IPCC ha identificado un incremento considerable de temperatura en esta región, mayor incluso que en otras regiones del planeta.

Pérdidas y daños

Otro tema de gran trascendencia que será discutido en la cumbre, es el que está relacionado con «Pérdidas y daños», el Acuerdo de París reconoció en su artículo 8, acerca de la importancia de afrontar pérdidas y daños causados por el cambio climático. El panorama es que los países con mayores recursos, se niegan a aceptar cualquier sugerencia de compensación.

Lo cierto es que el mundo debe girar su cara hacia el tema de cambio climático, a sus repercusiones, al daño innegable que le estamos haciendo al planeta con las emisiones no controladas de CO2, este no es un asunto exclusivo de los defensores y activistas ambientales, debería ser de relevancia suprema para todo el planeta.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram