Edición España
Por -

“L’Ofrena”: tragedia griega sobre el callejón sin salida de la incomunicación

El documentalista y productor Ventura Durall ha retomado la dirección de ficción tras “Las dos vidas de Andrés Rabadán” (2008) con una tragedia griega de “personajes desesperanzados” cuyo eje central es la incomunicación entre las personas, aunque también una ventana a las segundas oportunidades.

“Es una tragedia griega que va desvelando capas de misterio: empieza como triángulo amoroso, luego pasa a la estructura poliédrica del retorno de Ulises, y a thriller psicológico, y acaba como un viaje más trascendental”, explica el director a Efe poco antes de mostrar su película en la sección Zonazine del Festival de Málaga, donde compiten las joyas más atrevidas de los creadores.

“L’Ofrena” (“La ofrenda”) es la historia de un antiguo amor de adolescencia que acabó mal y de los intentos de él, años después, por reescribir la historia.

Son Jan (Álex Brendemühl); Rita (Verónica Echegui) y Violeta (Anna Alarcón) y la historia se ve en dos tiempos -con flashback- y desde sus tres puntos de vista, “centrado en su dolor interior”, explica Durall; Jan es el “supranarrador”.

“Jan conecta con la tragedia griega porque parece que el destino está escrito para él, que los dioses deciden lo que le va a pasar, pero por otro lado es un demiurgo que mueve las vidas de ellas; en la sombra, va manipulándolas. Pero él también está estigmatizado, hubo un dolor de niño que no le permite avanzar”, explica a Efe Brendemühl.

Es frío, “pero también necesita calidez para arrastrarlas, es apasionado, y a su manera quiere ayudar”, por eso tiene ese negocio de últimas voluntades, que ayuda a personas que van a morir a despedirse de sus seres queridos y saldar cuentas emocionales.

Así conoce a Rita, un personaje muy marcado por su infancia, cuyo mayor trauma es que no sabe estar sola. “Cuando es pequeña se apoya en su padre y cuando encuentra a Jan ve el punto de conexión perfecto; ella se crea un mundo imaginario y un futuro con Jan que no existe”, señala Durall.

Rita le ayuda al que ahora es su marido a reencontrarse con Violeta, que ha logrado tener una familia y un buen trabajo, pero que no logra curarse “la grave herida que ha ido tapando durante años de mil formas, hasta con fármacos”, cuenta Alarcón a Efe.

“Desde fuera ves claro que no debe seguir por donde va, pero cuando se vive una relación tóxica, de enganche, es que se te lleva por delante, es como una marea, de modo que el final de la historia, con ser muy dramático, para ella es un viaje hacia una liberación”.

Sin revelar lo “evidente”, el director señala que “con lo trágicos que son todos los personajes, su destino no puede ser otro que el que es”. Y sin juicios morales, advierte.

“Son personajes que se necesitan y se retroalimentan”, concluye Durall.

La tragedia que es esta película enlaza, a ojos de Brendemühl, con la actualidad trágica de la pandemia: “En este caso hay una maldición contra la que puedes luchar y elevarte o dejarte arrastrar al abismo. Una es muy poderosa, la que va hacia abajo, pero lo que tenemos que hacer es tirar para arriba”.

Pero el ganador de la Biznaga de Plata en 2009, por “Rabia”, es feliz solo con entrar a una sala de cine: “Aunque sea todo un poco ortopédico me genera un subidón, y la alegría de que la vida continúa”.

“Y pensar que nosotros estamos creando obras para sanar, para curarnos, debatir y entender de forma crítica lo que nos pasa, y no dejar que nos ahoguen las ilusiones que tenemos. Este festival, con toda la vitalidad que respira, se está celebrando, y esa es la gran noticia”, concluye.

EFE

Deja tu comentario


Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com