Edición España
Por -

Comerciantes acusan al Ayuntamiento de Madrid de querer destruir el Rastro

Los comerciantes y vendedores del Rastro madrileño se han manifestado por octavo domingo consecutivo para exigir la apertura del mercadillo, que se cerró en marzo por el coronavirus, y han acusado al Ayuntamiento de Madrid de querer destruir este espacio que forma parte del patrimonio histórico y cultural de la ciudad desde hace casi 300 años.

Los participantes en la protesta, que ha comenzado en la plaza de Cascorro, han desplegado a lo largo de la calle de la Ribera de Curtidores un gran mural con fotografías históricas en blanco y negro de los vendedores y de sus antepasados.

Unas 400 personas, según los convocantes, se han sumado a la movilización organizada por la Asociación El Rastro Punto Es, la asociación Argatsana y la Asociación Independiente del Rastro (Asiveras).

Los manifestantes han desplegado una pancarta en la que se podía leer “Almeida, el alcalde de Madrid, amenaza el histórico Rastro”.

También han portado carteles con lemas como “¡S.O.S! ¡Mil familias a la ruina! ¡Esto es un atraco!”, “El Rastro es un lugar seguro, está al aire libre”, “¿La Gran Vía de San Francisco está libre del virus?”, “Sí al 50 por ciento, pero en nuestros puestos!”, “¡Queremos un Rastro vivo!” o “El Rastro somos todos”.

En declaraciones a Efe, la vicepresidenta y portavoz de la Asociación El Rastro Punto Es, Mayka Torralbo, ha instado al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, a convocar una mesa de trabajo presencial para “desbloquear” la situación y retomar la actividad del Rastro “lo antes posible”.

Torralbo ha reclamado que se abra el Rastro con la propuesta que han hecho los comerciantes de instalar el 50 por ciento de los puestos un domingo y el 50 por ciento restante el domingo siguiente, con el criterio de “un puesto sí y otro no” para poder guardar las medidas de seguridad y en los lugares habituales.

Ha explicado que el Ayuntamiento de Madrid les ha trasladado una propuesta que “desmantela” el Rastro histórico, traslada muchos puestos a la Gran Vía de San Francisco, a veinte minutos del mercadillo, y suprime todos los puestos de la plaza de Cascorro, de Ronda de Toledo y la mayor parte de la Ribera de Curtidores.

A su juicio, el planteamiento del Consistorio madrileño “no tiene ninguna justificación sanitaria”, porque la plaza de Cascorro, Ronda de Toledo y Ribera de Curtidores son zonas “amplias” donde hay espacio “suficiente” para instalar el 50 por ciento de los puestos.

Ha rechazado la propuesta municipal que convierte el Rastro en cinco minimercadillos, que estarían aislados unos de otros y desconectados del resto del Rastro, con los puestos “encajonados” entre vallas.

“El Rastro es un organismo vivo que no se cerró ni durante la Guerra Civil y que se ha ido adaptando a los cambios sociales, pero ha mantenido su esencia”, ha señalado Torralbo.

Ha mostrado su oposición al traslado de los puestos del mercadillo que se ha construido a lo largo de tres siglos, que es único en España y en Europa y, al estar en el corazón de la ciudad, está compuesto por los puestos y las tiendas.

La portavoz de El Rastro Punto Es ha defendido la preservación de este espacio colectivo público que pertenece al patrimonio histórico y cultural de la ciudad de Madrid y el mantenimiento de los puestos de trabajo, de mil familias de los comerciantes y vendedores, que en muchos casos se encuentran en situaciones “dramáticas” sin ingresos desde que se suspendió la actividad hace casi seis meses.

EFE

Deja tu comentario


Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com