Por -

Su padre lo encerró dos meses en un calabozo improvisado por hablar por celular

Un padre ha tenido encerrado a su hijo durante dos meses en una especie de caja por haber hecho una llamada telefónica. Su religión les prohíbe el uso de las nuevas tecnologías. La fiscalía boliviana liberó al joven tras pasar más de dos meses encerrado en el habitáculo que su padre había construido para castigarle.

La fiscalía boliviana liberó al joven menonita que durante dos meses estuvo encerrado en una caja de madera de tres metros cuadrados y dos metros de alto como castigo por usar un teléfono móvil en Santa Cruz. La comunidad de menonitas boliviana está en la localidad de Tres Cruces en Santa Cruz a uno 590 kilómetros al este de La Paz.

Según el padre, el joven “pretendía usar el móvil además de utilizar la radio y en esa comunidad esta prohibido usar la tecnología y por no profesar la religión de su comunidad”. El padre del joven ha explicado que su intención era mejorar el comportamiento de su hijo ya que anteriormente lo habían llevado a una clínica psiquiátrica pero no presentó ningunas mejoría.

Con información de noticiasquecuriosas.blogspot.com



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com