Por -

Santa Claus desempleado: Los Reyes Magos se quedaron con su “empresa”

Minuto30.com .- En la actual crisis económica que se vive, cualquiera puede perder su puesto o empresa; nadie sabe que podrá pasar con su trabajo. Por lo que hasta figuras de “renombre” puede quedarse ‘en la calle’.

Incluso Santa Claus, una figura representativa de la Navidad, un hombre mayor, con un trabajo que es casi imposible que pueda desempeñar otra persona ingresa a la fila de los desempleados.

Santa Claus es un directivo, gerente de su propia fábrica de juguetes, que lo tenía todo hasta que de repente la pérdida de ilusión de los más pequeños hizo que dejara de tener trabajo.

Los que hasta entonces habían sido sus seguidores más fieles dejaron de confiar en él para hacerse seguidores de la mayor empresa de la competencia. La pérdida de cuota de mercado hizo que la empresa tuviera que prescindir de mano de obra hasta que finalmente los Reyes Magos compraron la pequeña factoría de Santa Claus.

El proceso de fabricación artesana dio paso a un nuevo proceso industrial basado en la trasformación de oro, incienso y mirra, en juguetes. Sin embargo, el proceso de fusión fue complicado y la adaptación de la plantilla a la nueva cultura empresarial trajo consigo despidos, situación que se produce con frecuencia sobre todo entre los empleados con más antigüedad en la nómina.

Santa fue uno de los primeros en dejar su puesto de trabajo quien, en concepto de indemnización, obtuvo una pequeña cantidad de dinero, su trineo de empresa, sus apreciados renos y un programa de empleo temporal.

¿Cómo recuperar la ilusión y la magia?

La inicial desmotivación abrió paso al entusiasmo de Santa que, con la indemnización recibida, decidió hacerse emprendedor y montar un pequeño taller de juguetes artesanos de madera tallada a mano.

Sin embargo, las dificultades del mercado y el auge de las nuevas tecnologías hicieron que los niños optasen por regalos tecnológicos en lugar de los juguetes manufacturados, así que pronto los gastos y la falta de beneficios hicieron que el negocio no llegara a despegar.

Cuando Santa Claus estaba dispuesto a tirar la toalla, invadido por el desasosiego y la incertidumbre de cualquier desempleado, sus amigos  le ayudaron en el proceso de integración ofreciéndole consejos de empleabilidad y ayudándole a hacer networking.

Santa recordó que en su agenda contaba con una gran cantidad de contactos que podrían ayudarle a regresar al mercado laboral, pero  ¡Ya estaba viejo!


Adaptado de un texto de Grupo Adecco



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com