Por -

Llegó el calor, ¡acá 6 tratamientos contra el sudor!

¿Te pones una camiseta y al minuto tienes las axilas como José Antonio Camacho en el Mundial de Corea y Japón? ¿Te da vergüenza estrechar la mano a alguien porque tus palmas están siempre mojadas? El exceso de sudor puede convertirse en un grave problema cuando interfiere en la calidad de vida de una persona. Esta patología, denominada hiperhidrosis, afecta a entre el 1 y el 3% de la población, y se agrava con la llegada del calor. La buena noticia es que existen varios tratamientos, algunos de ellos definitivos.

Pero, ¿a qué se debe ese exceso de transpiración? «Sudar más o menos es una cuestión genética y emocional», explica el doctor Jorge Soto, jefe del grupo de Dermatología Cosmética de la Academia Española de Dermatología (AEDV). El miedo, la ansiedad, el pensar que se va a sudar, el esfuerzo físico, el calor exterior, el alcohol, el café, el té y los alimentos muy especiados son algunos factores que estimulan la sudoración. «Hay que evitar todo lo que eleve la temperatura corporal», advierte el especialista.

Si aún así seguimos sufriendo esa sudoración excesiva existen distintas soluciones, dependiendo de la intensidad del problema y del lugar del cuerpo donde se sufra. Palmas de las manos y axilas son las zonas más comunes, aunque también aparece en las plantas de los pies y en la cara.

Antes de pasar a técnicas más complejas, el doctor Soto recomienda probar primero con antitranspirantes de uso tópico, como los desodorantes con sales de aluminio que pueden encontrarse tanto en farmacias como en supermercados. Los hay solo para axilas y otros específicos para manos y pies. Si el sudor tiene que ver con estados emocionales, las terapias de relajación o conductuales también pueden ayudar a aminorar el problema.

El siguiente paso, en caso de que la recomendación anterior no funcione, sería la iontoforesis, una técnica que consiste en introducir en la piel sustancias que inhiben la transpiración a partir de una corriente eléctrica que pasa a través del agua desde un polo eléctrico. «Es eficaz, barato y se pude hacer en casa. La única pega es que es un poco incómodo, especialmente en el caso de las axilas», advierte el doctor Soto.

La toxina botulínica es el «tratamiento favorito» a día de hoy, sobre todo a nivel axilar, asegura el doctor José Carlos Moreno, presidente de la AEDV. En opinión de este experto, se trata de un excelente método para tratar la hiperhidrosis axilar y palmar, aunque tiene varios inconvenientes: el precio, el dolor que provoca la infiltración (que puede reducirse utilizando una crema anestésica), y que solo es efectivo entre cuatro y seis meses, por lo que es necesario realizar entre dos y tres tratamientos al año. A pesar de estos pequeños «peros», es lo más solicitado actualmente por los pacientes. «Aunque no hay demasiados trabajos, también en la hiperhidrosis facial resulta eficaz», afirma el doctor Moreno.

Lo último, el láser

Si al paciente no le funciona ninguno de los anteriores métodos, el siguiente paso sería la cirugía. La simpatectomia transtorácica es un tratamiento que consiste en eliminar los ganglios encargados de estimular la sudoración de axilas y manos. La practica un cirujano torácico y los resultados son «excelentes» y «definitivos», según el presidente de la AEDV. El principal inconveniente de esta intervención es que aparece una «hipehidrosis compensatoria» (aumenta la sudoración en otras zonas del cuerpo).

Otro intervención definitiva es la cirugía local, que elimina las glándulas sudoríparas de una zona concreta a través e un curetaje subcutáneo.

Pero lo más novedoso en herramientas para controlar la sudoración es el láser, que elimina las glándulas sudoríparas por calentamiento. En España ya hay algunos centros que ofrecen esta técnica, pero los especialistas consultados por ABC se muestran cautos con su uso. «La experiencia con láser es muy reciente y se necesita más tiempo para comprobar su eficacia y efectos secundarios», advierten.

La inhibición del sudor excesivo en determinadas zonas «no es contraproducente para la salud» y puede realizarse en cualquier época del año, afirma el doctor Soto, quien advierte: «Lo que no se puede es eliminar la transpiración de todo el cuerpo. Sudar es necesario porque es una forma de liberar calor y mantener la temperatura corporal».

Con información de abc.es



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com