Desinterés o ausencia: La pandemia de los no vacunados

Ernesto registra con su móvil el momento en el que es vacunado contra la covid-19 en Crenshaw, al sur de Los Ángeles, California (EE.UU.), este 16 de julio de 2021. EFE/Etienne Laurent

Redacción Internacional, 16 jul (EFE).- El desinterés por las vacunas y la ausencia de las mismas son las dos caras contradictorias de la moneda de la lucha contra la covid-19 en América.

Mientras países como Estados Unidos la lucha está en la necesidad de convencer a la población que se vacune, en otros, más al sur del continente, la ralentización de los procesos de inmunización por la lenta llegada de los biológicos es la dura batalla diaria para frenar el avance del coronavirus.

Esta información y otras cuatro noticias componen las claves de la vacunación hoy en América:

EE.UU. Y LA «PANDEMIA DE NO VACUNADOS»

El estancamiento del ritmo de la vacunación en Estados Unidos está haciendo que el coronavirus se propague ahora entre quienes no quieren inmunizarse, ante lo cual la directora de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés), Rochelle Walensky, dijo que lo que está ocurriendo es «una pandemia de personas no vacunadas».

Walensky indicó que el 99 % de las muertes por covid-19 en su país en las últimas semanas han sido de personas no inoculadas, según las cifras de los CDC.

La semana pasada se registraron 26.300 nuevos casos de coronavirus en EE.UU., un 70 % más que en la anterior, mientras que las muertes diarias en ese periodo aumentaron un 26 % hasta las 211 y las hospitalizaciones crecieron un 30 %, abundó Walensky.

Más de la mitad de los nuevos casos de la covid-19 se deben a la variante delta, que es altamente contagiosa, según Walensky, quien explicó que los CDC han observado que los brotes en EE.UU. se han originado en zonas en las que hay bajas tasas de vacunación menores del 40 %, como en los estados de Misuri, Arkansas y Luisiana, entre otros.

¿LA DESINFORMACIÓN ES CULPABLE DE LA BAJA VACUNACIÓN?

EE.UU. responsabilizó a Rusia y a China de estar detrás de una supuesta estrategia de desinformación que puede estar estancando en varios países los procesos de vacunación.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, formuló esa acusación y dijo que se basaba en datos del Departamento de Estado que sugieren que China y Rusia difunden informaciones falsas sobre los efectos secundarios y la eficacia de las vacunas creadas en Occidente.

«Hemos descubierto que Rusia y China han promovido sus propias vacunas a través de mensajes que socavan el origen de las vacunas occidentales para ayudar a desarrollar sus programas», afirmó Psaki.

El presidente estadounidense, Joe Biden, denunció que esas noticias falsas en redes sociales están costando vidas porque mucha gente cree en sus contenidos.

«Están matando gente. Mire, la única pandemia que tenemos es entre los no vacunados», recalcó Biden antes de subirse al helicóptero Marine One hacia la residencia presidencial de Camp David (Maryland, EE.UU.).

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram