Síguenos

Deporte

La auditoría expone irregularidades por parte del club en el ‘Barçagate’

Publicado

el

e04ea3ab76d164fb3093b682d6f0b4180d3ce8f0w

Más allá de lo explicado por el Barça en la presentación sobre la auditoría de PriceWaterhouseCoopers (PwC), el club ha hecho público cinco de las 320 páginas que la conforman, las cuales pertenecen al resumen de las conclusiones y que exponen irregularidades por parte del club en el ‘Barçagate’.

Una de ellas es que «en la formalización y renovación de los contratos (con las diversas empresas de NS Group) no se cumplieron con algunas de las políticas de aprobación internas del club».

Además, se comprobó que «si bien el encargo inicial era único, dicha contratación se formalizó a través de la suscripción de diversos contratos con los proveedores, quienes operaron bajo la marca NS Group».

Este punto hace referencia a haber troceado el encargo en diversas facturas inferiores a 200.000 euros (la cifra que implica que la junta directiva tenga que aprobar un contrato) efectuadas por empresas pertenecientes a NS Group.

Por otro lado, la auditoría constata que NS Group «no llegó a prestar o no fueron utilizados por el club» determinados servicios por los que este había pagado. Los trabajos hechos están valorados en 620.000 euros anuales y el Barça pagó por 1.107.500 euros y 947.700 las temporadas 2017-2018 y 2018-2019, respectivamente.

PwC expone que Jaume Masferrer (director del área de presidencia) era conocedor y partícipe del servicio que NS Group estaba prestando, tanto en lo que se refiere a los perfiles identificados (de las redes sociales), como a la intervención «en la conversación en los medios digitales y/o redes sociales».

Y también asegura que «el Barça fue conocedor de la existencia de los perfiles identificados, ‘Respeto y Deporte’, ‘Sport Leaks’ y ‘Alter Sports’ con la intención de redireccionar el foco de la conversación».

Asimismo, la auditoría ha podido comprobar que «los perfiles ‘Alter Sports’, ‘Respeto y Deporte’ y ‘Justicia y Diálogo en el Deporte», los cuales desprestigiaban a jugadores, exjugadores y personas del entorno poco afines a la junta directiva, «fueron gestionados por Carlos Ibáñez (el propietario de NS Group) y Jaume Masferrer.».

Respecto a este informe, «Guillem Graell (jefe de marca) y Óscar Grau (director general) manifestaron su disconformidad a Masferrer sobre su contenido, alegando que no se ajustaba al alcance del contrato y solicitándole su modificación».

EFE

Publicidad
Comments