Síguenos

Deporte

El Bayern y cinco entrenadores para ocho Bundesligas consecutivas

Publicado

el

31b70081def090733212ec761e836d57d05d6c0fw

La racha triunfadora del Bayern en Alemania, que empezó en 2013, continúa hasta acumular ya ocho títulos consecutivos de la Bundesl en una era en la que han participado cinco entrenadores de cuatro países istintos.

Jupp Heynckes empezó la serie en 2013, cuando además ganó el triple con la Liga de Campeones y la Copa de Alemania. Pep Guardiola la continuó levantando la ensaladera en 2014, 2015 y 2016. Luego Carlo Ancelotti ganó la Bundesliga con el Bayern en 2017.

En 2018, Heynckes regresó en medio de una crisis que llevó al cese de Ancelotti y logró corregir el camino y continuar la marcha triunfal del conjunto bávaro. Después siguieron Niko Kovac, en el 2019, y ahora en esta temporada Hansi Flick, que asumió el cargo tras la destitución de Kovac.

Los datos permiten ver que en el banquillo no ha habido mayor estabilidad desde la marcha de Guardiola.

Dos entrenadores han tenido que marcharse en medio de su segunda temporada. Ambos fueron cesados tras un resultado concreto, Ancelotti fue destituido tras una derrota por 3-0 ante el PSG en la Liga de Campeones y Kovac tras un 5-1 encajado ante el Eintracht Fráncfort en la Bundesliga.

Esos partidos fueron el detonante de la destitución de cada uno, pero no la causa más profunda que ambos casos tuvo que ver con que tanto Ancelotti como Kovac, por diversos motivos, habían perdido el vestuario.

Con frecuencia, se ha dicho que el Bayern es un club de los jugadores y esa afirmación tiene dos sentidos. Por un lado apunta al papel que tienen o han tenido en la cúpula del club antiguos jugadores, desde Uli Hoeness y Franz Beckenbauer hasta llegar a Karlheinz Rummenigge y Oliver Kahn.

Pero además la idea de que el Bayern es un club de los jugadores apunta a que el vestuario tiene un gran peso en todo lo que ocurre en la entidad.

Un dato curioso es que, frente a los cinco entrenadores que ha tenido el Bayern en esta era, los capitanes han sido solo dos: Philipp Lahm y Manuel Neuer. Se podría agregar el nombre de Thomas Müller, que fue capitán casi una temporada completa por lesión de Neuer y en representación suya y que, además, tiene una gran influencia sobre el vestuario.

Müller y David Alaba, han igualado el récord de Franck Ribery con nueve Bundesligas conquistadas, pues ya habían sido campeones en 2010 con Louis Van Gaal antes de que comenzara la serie.

Del equipo de 2013 quedan, además de Müller y Alaba, Jerome Boateng y Javi Martínez, aunque este último no ha tenido esta vez el protagonismo de otras temporadas.

Thiago Alcántara llegó a la temporada siguiente y lleva siete Bundesligas con el Bayern, Robert Lewandowski llegó en 2014/2015 y ha ganado seis con el club bávaro, a las que se agregan dos que había ganado antes con el Borussia Dortmund, y Joshua Kimmich y Kingsley Coman en 2015/2016.

Esa lista muestra cierta continuidad con respecto a la plantilla. Algunos jugadores, como es el caso de Coman que llegó como suplente, han ganado importancia con los años.

Algo similar ha pasado con Kimmich que el comienzo jugaba en la posición que hiciera falta y ahora es inamovible en el centro del campo. Muchas bajas han sido cubiertas sin fichajes espectaculares sino con jugadores que ya estaban en el club.

A Franck Ribery y Arjen Robben los reemplazaron Coman y Serge Gnabry, que llegó como promesa y pasó un año cedido en el Hoffenheim. Kimmich hizo primero de Lahm como lateral derecho y luego se ha convertido en una mezcla de Xabi Alonso y Bastian Schweinsteiger en el centro del campo

También, en la era de las ocho Bundesligas, ha habido jugadores que han tenido una trayectoria corta en el club, como fue el caso de Douglas Costa o de James Rodríguez, que estuvo dos temporadas cedido por el Real Madrid, y como con casi absoluta seguridad será el Philippe Coutinho, que estuvo esta temporada cedido por el Barcelona.

Los casos de James y Coutinho tienen que ver indirectamente también con el tema de la continuidad en la plantilla. El puesto en que podían jugar era el que habitualmente ocupa Müller. Y al final ha terminado jugando casi siempre Müller.

«Conmigo Müller juega siempre», decía Van Gaal, que fue el mentor del mediapunta alemán en el Bayern.

Van Gaal también fue el que introdujo el sistema que sigue jugando en el Bayern y que han usado, con variaciones, todos los entrenadores: un 4-2-3:1 flexible que también marca una continuidad más allá de los relevos que haya habido en el banquillo.

EFE

Publicidad
Comments
Publicidad

Medellín