Dólar: 3.787,20 Euro: $4.383,51
Por -

El retorno del ‘Big Six’ al fútbol inglés

El resto de los seis equipos de ese club exclusivo llamado ‘Big Six’ del fútbol inglés se han reforzado para tratar de ponerle complicadas las cosas a Pep Guardiola y Jürgen Klopp. EFE/ Peter Powell

Después de una temporada complicada y trastocada por el coronavirus, la Premier League retorna con una edición en la que la omnipresencia del ‘Big Six’ promete hacerse más grande que nunca y en la que varios equipos sueñan con pelear la hegemonía de Liverpool y Manchester City.

Tras dos temporadas de lucha entre estos dos últimos conjuntos, con ligas que se han acercado o han ido más allá de los 100 puntos, esta vez el resto de los seis equipos de ese club exclusivo llamado ‘Big Six’ se han reforzado para tratar de ponerle complicadas las cosas a Pep Guardiola y Jürgen Klopp.

Ambos conjuntos siguen siendo los favoritos y, mientras que el Liverpool defiende título y se ha quitado ya de encima la pesadilla de los 30 años de espera, el City se ha fortalecido y ha ampliado su fondo de armario para poder competir por todos los títulos y combatir la ilusión ‘red’ con músculo talonario.

Después de una decepcionante aventura liguera el año pasado, con el título prácticamente perdido en navidades, Guardiola no puede permitirse más tropiezos en el que, a priori, es su último año de contrato en Manchester.

De momento ha firmado a Nathan Aké para reforzar el centro de la defensa y a Ferrar Torres para revitalizar el ataque, donde además recuperarán a Sergio Agüero, quien se perdió la recta final de la pasada campaña.

Llegan dolidos después de la sonrojante eliminación en Champions y, aunque saben que este sigue siendo el objetivo por el que Pep llegó al Etihad, la liga es un peaje que hay que pasar y que su multimillonaria plantilla exige.

Diferente es el caso de un Liverpool que, obviamente, tiene una gran plantilla y grandes nombres, pero que siempre han estado tocados por una especie de varita que ha evitado lesiones.

Ni Mohamed Salah, ni Sadio Mané, ni Roberto Firmino, ni Virgil van Dijk, ni Trent Alexander-Arnold o Andy Robertson se han visto envueltos en lesiones de larga duración, lo que ha ayudado a que peleen siempre por la liga en plenas facultades.

El club sigue sin tener recambios de garantías para estos nombres, que son la columna vertebral del equipo y está optando por la juventud de chicos de la cantera, como Neco Williams (lateral derecho), Curtis Jones (mediapunta) y Rhian Brewster (Delantero) para que den un paso al frente.

De momento, ya han perdido la Community Shield ante el Arsenal y habrá que calibrar esta temporada la ambición de un equipo que ya ha ganado los dos grandes títulos (Premier y Champions) y que nunca ha tenido recorrido en otros como las copas.

A partir de aquí se anima y se abre la historia. El que mejor se ha reforzado es el Chelsea, probablemente no solo de Inglaterra, sino de Europa.

Timo Werner, Hakim Ziyech, Hai Kavertz, Ben Chilwell y Thiago Silva son activos muy importantes y que refuerzan muchísimo el esquema de Frank Lampard, además de demostrar el pulmón económico del que dispone Stamford Bridge y Roman Abramovich, al que ni una pandemia ha frenado de gastar.

Es un proyecto de campeón, aunque el equipo más goleado del top 10 la temporada pasada tendrá que demostrar que defensivamente ha mejorado y, sobre todo, que Lampard tiene los conocimientos y la mano necesaria para dirigir este zepelín.

Solo entrar en Champions no debería ser suficiente para la mayor inversión del Chelsea en años. Como mínimo, deberían acercarse y competir con City y Liverpool.

Por detrás aparecen Manchester United y Arsenal, dos equipos en reconstrucción, con buenas intenciones, pero con flancos específicos por mejorar.

En el caso del United, pueden presumir de contar con una de las delanteras más atractivas de Europa. Mason Greenwood, Marcus Rashford, Anthony Martial y, sobre todo, Bruno Fernandes, son la punta de una idea que sufre atrás, donde la defensa no es todo lo sólida que debería. El último mazazo que han sufrido, además, es el arresto en Grecia de Harry Maguire, el defensa más caro de la historia, por un altercado en un bar.

La ausencia de un central de garantías a su lado, además de ciertas carencias en el lateral izquierdo con Luke Shaw, merma a un conjunto que aún tiene hasta principios de octubre para reforzarse e intentar acechar a los grandes.

El caso del Arsenal es el de un equipo joven, con muchas ganas, con un entrenador excitante y con el respaldo de haber ganado ya dos títulos, la FA Cup y la Community Shield.

Mikel Arteta monopoliza gran parte de la atención en un Emirates Stadium que lleva sufriendo desde hace años los estragos de los últimos tiempos de Arsene Wenger en Londres.

Seguirán una temporada más sin Liga Europa y sin los beneficios económicos y de prestigio que eso conlleva. Sus opciones pasan por conseguir renovar de una vez por todas a Pierre-Emerick Aubameyang y por conseguir que los jóvenes como Bukayo Saka se asienten como titulares indiscutibles.

Si eso, junto a las explosiones de Nicolás Pepé y Gabriel o la consolidación de Pablo Marí en defensa, funciona, el Arsenal podrá ser un candidato a considerar en la lucha por los cuatro primeros puestos.

En último lugar está el rival más débil en esta pelea, el Tottenham Hotspur. Pese que José Mourinho se ponga méritos situando al equipo cuarto desde su llegada, lo cierto es que el Tottenham parece el más flojo del ‘Big Six’ y el más estancado.

La ausencia de un título en sus vitrinas y las reminiscencias de la etapa Pochettino aún resuenan en un equipo al que ni siquiera el nuevo estadio parece haber ayudado mucho, puesto que ha llegado cuando los aficionados no pueden entrar al campo.

La espina dorsal se mantiene, con Harry Kane, Heung-min Son, Dele Alli y Hugo Lloris, y alguna incorporación como Pierre-Emile Højbjerg, lo que unido a las míticas segundas temporadas de Mou son la excusa para confiar en que los ‘Spurs’ pueden competir con el resto del ‘Big Six’.

Por detrás de todos estos gigantes se abre una ristra de equipos que quieren luchar con ellos, pero que necesitan demostrar que están a la altura.

El Everton de Carlo Ancelotti y James Rodríguez y el Wolverhampton Wanderers de Raúl Jiménez son dos de esos candidatos, con el siempre peligroso Leicester City al acecho.

Además, esta será la temporada de la vuelta del Leeds United a la competición de la mano del argentino Marcelo Bielsa, por lo que será interesante ver la capacidad de progresión del equipo y si consiguen asentarse en la Premier con fichajes como el de Rodrigo, del Valencia.

Por abajo, Brighton & Hove Albion, Aston Villa, Fulham, Crystal Palace y quizás West Ham United lucharán a priori por la salvación y por permanecer un año más en la liga económicamente más importante. Londres, 9 sep. (EFE) | Manuel Sánchez Gómez



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com