Por -

El nuevo prodigio del golf salió de Holywood (con una sola ele)

La vida de Rory McIlroy hasta hoy, a sus 22 años, está hecha a la medida para un guión de Hollywood. Empezó como un bebé jugando con un bastón de golf, Su primer hoyo en uno llegó cuando tenía nueve años, ganó los torneos grandes y más importantes de Irlanda siendo amateur y como profesional a los 22 años ganó su primer Major, el U.S. Open.

Su historia comenzó de forma espectacular, digna de enganchar a cualquier cinéfilo para invitarlo a ver el resto de su biografía. Se cuenta que a los dos años, el pequeño Rory ya sostenía un bastón de golf, con el cual ejecutó un disparo con el drive que alcanzó 40 yardas, y ahí fue cuando comenzó su idilio con este deporte.

La anécdota sale del lugar de nacimiento del nuevo prodigio del golf, Holywood, sí, con una sola ele, lo que no ubica en el plano geográfico a California, sino a un pequeño pueblo que apenas rebasa las 12 mil personas, situado en la costa del mar Belfast Lough, entre Belfast, capital de Irlanda del Norte y otra grande población, Bangor.

El clímax de la historia de vida de Rory McIlroy apenas está por venir, pues su crecimiento en los campos de golf fue muy rápido, ascendente y sin escalas hacia convertirse en el fenómeno de este deporte, de quien ya hablan como el sucesor de Tiger Woods.

El joven golfista norirlandés ganó el domingo su primer torneo de los considerados “Grandes” de la Asociación de Golfistas Profesionales (PGA Tour, por sus siglas en inglés), el U.S. Open. Y lo ganó con tanta ventaja respecto al segundo lugar (16 golpes bajo par de campo, a ocho de distancia del subcampeón Jason Day), que además de hacerlo ver tan fácil, hizo olvidar al gran protagonista histórico de este Major: Tiger Woods, ex número uno del mundo.

Rory hipnotizó a los presentes en el campo del Congressional Country Club, en Bethesda, Maryland, a los televidentes y a los medios de comunicación, a los que con una contundente actuación les exigió que por cuatro días la historia principal girara en torno a él y no al ausente Tiger Woods, quien por una lesión interrumpió 17 años consecutivos de participación en este torneo.

McIlroy dominó a placer el U.S. Open. Lo comenzó liderando y lo terminó ganando; nunca perdió la ventaja, que conforme pasaba los hoyos se hacía abrumadora. Estableció ocho récords totales para el torneo, y tras su gran conquista ahora ya se ubica como el cuarto mejor golfista del mundo en el ranking del PGA Tour.

Su primer hoyo en uno llegó cuando tenía nueve años, justo cuando entrenaba el Holywood Golf Club. Su adolescencia era ya un compromiso total con el golf, y todo sucedió rápido para él. Primero, como amateur, ganó los torneos grandes y más importantes de Irlanda, e incluso fue parte del equipo de la Junior Ryder Cup. A los 16 años jugó su primer torneo como profesional, el British Masters, en 2005.

La vida de Rory McIlroy hasta hoy, a sus 22 años, está hecha a la medida para un guión de Hollywood.
En 2007, a los 17 años fue cuando Rory McIlroy comenzó a llamar la atención del mundo, al convertirse en el número uno del mundo como amateur, aunque lo que realmente atraía miradas era por lo que hacía en los torneos de profesionales. Y fue así que el 18 de septiembre de 2007, McIllroy se convirtió en profesional y jugó su primer torneo como tal en el British Masters.

Con los 20 años cumplidos, vinieron ya los grandes logros a nivel internacional y el despegue hacia las grandes ligas en el PGA Tour de Estados Unidos. En 2009 ganó su primer torneo como profesional, dentro del European Tour, en el Dubai Dessert Classic. Pero apenas salió de Europa, y en el Continente Americano se hizo notar rápido, pues el año pasado, ganó su primer torneo de la gira PGA, al cerrar con 62 golpes la última ronda del certamen y conquistar así el Quail Hollow Championship.

Los Masters son ya una parte llamativa en el guión del joven norirlandés, pues ha mostrado una gran facultad para competir en ellos. Hace dos meses, Rory coqueteó con el saco verde, el galardón del Masters de Augusta, primer Major del año, pero desperdició una ventaja de cuatro golpes en la última ronda. Sin embargo, dejó un rastro de poderío en sus bastones que anunciaban que va por los grandes triunfos.

A sus 22 años y 45 días, McIlroy ganó su primer Major, el U.S. Open, y de inmediato las referencias con Tiger Woods no se hicieron esperar.

En la vida de Rory McIlroy ya existió una historia de amor con una chica originaria también de Holywood llamada Holly. Pero el joven prodigio del golf sabe que para que el clímax de su guión se extenda, crezca y se dirija hacia un final feliz, su prioridad tiene que ser él, el campo de golf y su juego. Holly pasó a ser un lindo recuerdo de su adolescencia.

con información de informador.com.mx



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com