Por -

Barcelona va tras una remontada histórica contra Inter.

Foto: Reuters

Parece una final, y en cierto modo lo es: el equipo que sobreviva al Barcelona-Inter de mañana llegará al partido decisivo de la Liga de Campeones convencido de que el título es suyo.

“Que los jugadores del Inter odien la profesión de futbolista durante 90 minutos”: ésa es la receta de Gerard Piqué, central del Barcelona, para remontar la derrota de 3-1 en San Siro. El entrenador del Inter, José Mourinho, fue irónico y audaz hoy a la hora de responderle y desestabilizar al rival.

“Ellos alcanzaron el sueño de ganar la final en Roma, en París”, dijo el entrenador del Inter sobre el Barcelona. “Pero ahora no tienen un sueño, tienen una obsesión, que se llama Madrid y Santiago Bernabéu”.

Y las obsesiones, añadió, no son “puras”. Un Mourinho al cien por ciento de cara a una noche de múltiples duelos en el Camp Nou, en el que no quedará libre ni una sola de sus más de 98.000 butacas. Será Mourinho contra Josep Guardiola, Samuel Eto’o frente a Zlatan Ibrahimovic, el delantero Diego Milito versus su hermano, el defensa Gabriel Milito.

Pero el principal duelo, el gran contraste, estará en qué forma de entender el fútbol se impondrá en la noche casi veraniega del Camp Nou: ¿el ofensivo, veloz, asociado y preciosista del Barcelona o el destructor y de contraataque del Inter?

“Con todos los respetos, no importa el Inter, no importa el entrenador ni sus jugadores. Importamos nosotros”, dijo Guardiola, que espera que su Barça no sucumba a la doble presión que implica el partido de mañana.

Está, por un lado, la presión que le impone al equipo toda una ciudad desesperada por ver a los suyos en la final de Madrid. Y está la presión del Inter, que en el partido de ida confirmó, una vez más, que el fútbol consiste, sobre todo, en meter más goles que el rival.

El Barça necesita dos goles

Y a dos goles de distancia del Inter está el Barcelona. Un 2-0 le alcanzaría para llegar a la final, gracias al peso de los tantos marcados en campo contrario. Pero si el Inter lograra anotar en los inicios del partido la noche podría convertirse en un suplicio para los locales.

Todo se cuidó al detalle para buscar ese 2-0, el mismo resultado que los españoles lograron ya ante los italianos en la fase de grupos del certamen.

El césped estará cortado al ras y bien mojado, todo lo contrario de lo que el Inter, nuevamente líder de la Liga italiana, además de finalista de la Copa Italia, hizo una semana atrás.

El público ya fue aleccionado por el club y los medios de prensa locales para que de las gradas baje una oleada de apoyo que impulse al Barcelona y aplaste al Inter.

Y, si esto no es suficiente, el Barça dispone de una inigualable carta ganadora: Messi, el hombre que el 6 de abril convirtió en mágica la noche barcelonesa con cuatro goles que sepultaron al Arsenal y llevaron al equipo a la semifinal.

“Leo siempre está en los partidos grandes, y en éste no fallará. Al Arsenal le metió cuatro, ya veremos cuántos le caen al Inter”, se entusiasmó Carlos Rexach, el hombre que forzó la firma del primer contrato de Messi con el Barcelona.

Messi nunca le ha marcado a un equipo dirigido por Mourinho

Pero Messi no movió ni una vez las redes en seis choques ante equipos dirigidos por Mourinho, aunque en el recuerdo está el modo en que enloqueció a su marcador, el español Asier del Horno, en los octavos de final de 2006 ante el Chelsea, hasta llevarlo a la expulsión.

El argentino vive una sequía goleadora de cuatro partidos desde que agotó los adjetivos y superó lo imaginable ante el Arsenal. Con 40 goles en la temporada, suma ocho en la Liga de Campeones, a cuatro de sus perseguidores más cercanos. Está a un paso de ser, por segunda vez en su carrera, el máximo goleador de la Champions.

Guardiola está convencido de que mañana volverá el mejor Messi, aunque lo dijo apelando a la broma: “Sí, sí, mañana estará. Mañana el Leo juega”.

Las casas de apuestas dicen que el favorito es el Barça

Claro favorito en las casas de apuestas, el Barcelona no contará con Puyol -sancionado- ni Iniesta, lesionado. Piqué y Alves están a una amarilla de quedarse fuera de una eventual final, lo mismo sucede con Samuel, Lucio, Maicon -tres defensas titulares del Inter- y Eto’o.

Difícilmente alguien se guarde algo especulando con la final. Mientras que el Barcelona aspira a defender el título, el Inter no llega a una final de la Copa de Europa desde 1972, y no la gana desde 1965. Se entiende entonces que 5.000 “tifosi” desembarquen en las próximas horas en Barcelona.

El holandés Wesley Sneijder, clave en el armado y el remate del Inter, superó sus molestias en la pierna y estará. Dejan Stankovic, el otro centrocampista de creación, está sancionado.

“Nos dejaremos la piel”, vienen prometiendo los jugadores del Barcelona, que en el ciclo de Guardiola ganaron cada vez que se enfrentaron a un partido clave y con presión. Pero la de mañana será “la madre de todas las semifinales”, y pocas cosas le gustan más a Mourinho que un clima revuelto y un partido caliente.

Alineaciones probables:

BARCELONA: Valdés – Alves, Piqué, Gabriel Milito, Abidal – Busquets, Touré, Xavi – Messi, Ibrahimovic, Pedro

INTER: Julio César – Maicon, Lucio, Samuel, Zanetti – Cambiasso, Motta, Pandev, Sneijder – Eto’o, Diego Milito

Árbitro: Franck de Bleeckere (Bélgica) Estadio: Camp Nou (98.000 espectadores) Hora: 20:45 (local, 18:45 GMT)

Con información de DPA



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com