FOTOS: De un disparo en la cabeza fue asesinada en México una colombiana que ofrecía servicios sexuales

Laura Cristina Ovalle Quintero, una colombiana de 31 años de edad, fue hallada sin vida al interior de su apartamento ubicado en el sector de Miguel Hidalgo de Ciudad de México.

Medios mexicanos detallaron que el cuerpo de la colombiana fue hallado por su empleada doméstica, quien llegó como todas las mañanas a su vivienda y la halló tendida semidesnuda en un charco de sangre.

Aunque inicialmente los medios de este país había detallado que el cuerpo de Laura presentaba múltiples heridas de golpes y que habría sido un contundente golpe en la cabeza lo que le habría quitado la vida, en las últimas horas, la necropsia confirmó que en realidad tenía una herida de bala a la altura de la cabeza. De igual forma se confirmó que su cuerpo no presentaba más lesiones.

Laura fue hallada vistiendo solamente un pantalón y arropada con una sábana, su cuerpo se encontraba cubierto por sangre y sobre un charco de esta misma, incluso, en medio del apartamento fueron halladas varias huellas de sangre, presuntamente de la persona que le quitó la vida.

De Laura Cristina se conoció que había llegado hace un par de años a México para desempeñarse como modelo y promotora, sin embargo, debido a necesidades económicas decidió empezar a trabajar como ‘escort’ y ofrecía sus servicios sexuales por medio de páginas de Internet y Twitter.

La madre de Laura habló con medios de comunicación mexicanos y detalló que por cuidar su seguridad su hija no se relacionaba mucho en ese país y salía muy poco. Incluso, todas sus actividades de compras y belleza, trataba de hacerlas muy cerca a su casa.

Pese a que la mujer no salía mucho de su vivienda, se conoció que atendía a sus clientes en el apartamento que se encuentra en un lujoso edificio. Tras conocerse el caso, los demás residentes del edificio manifestaron para medios de ese país que no sabían a lo que se dedicaba la colombiana, a quien señalaron como una mujer muy decente y formal que nunca afectó la convivencia de sus vecinos.

Las autoridades de ese país revelaron que se confirmó que fue Laura quien autorizó el ingreso de la persona que acabó con su vida. Pues los protocolos de seguridad del edificio son bastantes rigurosos y los vigilantes no pueden dejar ingresar a nadie que un residente no apruebe.

Las cámaras de seguridad del edificio y las zonas aledañas son claves para ubicar a la última persona que ingresó a ese apartamento y quien podría ser el homicida.

Liliana, madre de la víctima, pidió ayuda a las autoridades tanto mexicanas como colombianas, para hallar al homicida de su hija. Además, pidió ayuda para repatriar el cuerpo de Laura.

Por otro lado, el tío de Laura también habló con medios de comunicación y reveló que su sobrina había comprado tiquetes para viajar a Medellín el pasado 19 de agosto. Donde pretendía sorprender a su hija de 6 años de edad, quien vive con su padre.

“La niña vive con el papá y va a cumplir seis años. Ella viajaba a celebrarle el cumpleaños”, dijo para Semana. Además, comentó que Laura pensaba estar en Colombia un par de días y luego regresaría a México con sus padres.

Finalmente, sus familiares pidieron en redes sociales que sea respetada la memoria de Laura.

“A pesar del dolor que nos embarga, pido respeto con los comentarios hacia mi sobrina. (…) Pido a Dios que toque los corazones de los mexicanos, que quién sepa del homicida haga las denuncias respectivas. Que no pase a convertirse en una estadística más. No es un número más en la lista, es un ser humano que le arrebataron la vida”.

Tomada de Twitter
Tomada de Twitter