Casi pierde su pulgar por jugar prolongadamente en su celular con la pantalla rota

Cortesía

Muhammad Azuan Iqbal Abdullah Sani de 23 años originario de Malasia casi pierde el pulgar de su mano derecha por jugar durante meses en su celular con la pantalla rota.

En un primer momento el joven acudió al médico debido a una hinchazón y algunas manchas negras en su dedo, el doctor le diagnosticó una infección bacteriana y le recetó antibióticos y analgésicos.

Pese a la droga los síntomas continuaron empeorando por lo que fue de urgencias a un hospital de la ciudad de Shah Alam, allí los médicos se dieron cuenta que el joven tenía varios fragmentos de vidrio incrustados en su dedo debido a sus sesiones de juego en su celular con la pantalla quebrada.

Rápidamente fue sometido a una cirugía para remover los objetos y tratar la infección, por fortuna el procedimiento fue un éxito y se recuperó satisfactoriamente, confesando a un medio local que los médicos le explicaron que si no hubiera acudido a tiempo habrían tenido que amputarle el pulgar.