Coincidiendo con la proclamación de Medellín como la más innovadora del mundo, el arzobispo Ricardo Tobón Restrepo expresó su profunda preocupación  por la situación de violencia de la Ciudad y del Departamento y planteó  estos quince interrogantes.