Hasta ahora las multas has sido pedagñigicas, pero a partir del primero de las empezarán a ser enviadas a las casas. El incremento de la sensación de control permite esperar una en la accidentalidad del 30%.