Actualizado: a las 10:16 pm

Aprende a “trinar” de manera efectiva. Claves

septiembre 14
23:06 2012

  es una herramienta fantástica no solo para hacer nuevos amigos sino también para promover las empresas y las ideas. De hecho, se conoce que es la red social más usada por los líderes mundiales y que una empresa puede alcanzar a través de ella hasta un 50% más de clientes potenciales. Sin embargo, quien haya utilizado también sabe lo fácil que resulta que una historia o enlace pasen desapercibidos ya que esta herramienta mueve un flujo constante de información. Entonces… ¿cómo lograr que tu historia o idea se difunda a través de ?
TwitterEscribiendo Aprende a trinar de manera efectiva. ClavesDan Zarella ha realizado un informe muy interesante denominado “The Science of ReTweets” donde compara una serie de tweets escritos al azar y el número de veces que se han compartido. Así, analizó nada menos y nada más que 10 millones de tweets y otros 40 millones que fueron reenviados.
Estas son las conclusiones:
- Los tweets que contienen enlaces tienen 4 veces más posibilidades de ser compartidos.
- Algunas palabras son más atractivas que otras:
Palabras+si Aprende a trinar de manera efectiva. Claves
En este sentido, podemos extraer algunas conclusiones. La primera nos indica que cuando los mensajes se dirigen directamente a las personas (inclusión del “tú”) tienen más probabilidades de ser compartidos. La segunda nos indica que los contenidos virales continúan siendo atractivos (lo apreciamos a través de las palabras como “top 10” o el “cómo”). Finalmente, también podrás apreciar que un apelo a la generosidad de los otros es una estrategia para no desechar (se aprecia a través de palabras como “por favor” o “retweet” que son un apelo a compartir la historia).
Justo en el extremo opuesto encontramos que algunas palabras son menos atractivas y, por ende, los mensajes que las contengan no tendrán grandes posibilidades de ser compartidos. Tal es el caso de:
Palabras+no Aprende a trinar de manera efectiva. Claves
Como de seguro habrás notado, estas palabras indican estados; es decir, actividades cotidianas que las personas realizan como irse a la cama o indicar estados de ánimo. Obviamente, estos mensajes no resultan interesantes por lo que probablemente no serán compartidos.
- Los contenidos con palabras más largas (que indican una mayor complejidad y nivel educativo) son los más compartidos.
- El contenido del tweet es novedoso.
- Los tweets más compartidos contienen más adverbios y tiempos verbales. Los adjetivos parecen resultar poco atractivos, al igual que el uso del “nosotros”.
- Los tweets más reenviados incluyen más signos de puntuación, dentro de ellos se encuentran: los dos puntos, el punto y el signo de exclamación. Eso sí, el punto y coma parece ser evitado como la peste.
Sin embargo, este no ha sido el único estudio que se ha realizado sobre los tweets. Un grupo de científicos de Palo Alto Research Center analizaron 1,77 millones de tweets seleccionados al azar enviados durante un día así como otros 73,9 millones de tweets que fueron enviados durante el periodo de 2 meses.
La primera conclusión que saltó a la vista fue que de los 1,77 millones de tweets, solo un 14% de eran retweets (unos 212 mil). Esto nos da la idea de lo difícil que es difundir una historia o idea a través de esta red social.
Un segundo descubrimiento mostró que el 2,2% de los mensajes habían logrado ser reenviados al menos una vez pero ninguno se compartió más de 20 veces. Esto refuerza la idea de que la probabilidad de ser re-tuiteado es bastante baja.
En este estudio también se apreció que los tweets con un hashtag (los famosos temas que no son más que una cadena de caracteres precedida por un signo de “#”) tienen el doble de posibilidades de ser compartidos.

Con información de rinconpsicologia.com

homini articulo Aprende a trinar de manera efectiva. Claves

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Indicadores Económicos

¿TE GUSTA MINUTO30?

Publicidad

Herramienta

Noticias Recomendadas en Minuto30

¿ERES SEGUIDOR DE @MINUTO30?

Publicidad